Distribución y entrega de equipos

Si bien el escenario cambió, la vuelta a la oficina no necesariamente implicó un “para siempre” y muchas empresas se estructuraron como burbujas a fin de poder seguir prestando sus servicios, pese al contagio de algunos de sus colaboradores.

Tal es el caso de algunas entidades bancarias, por ejemplo. Bajo esta modalidad, cuando surge un positivo, se aísla a la burbuja de compañeros cercanos al caso en cuestión. Esto implica que las personas que son contacto estrecho, seguirán realizando sus tareas de manera remota, hasta cumplir los 14 días de aislamiento y volverán a la oficina, siempre y cuando durante ese tiempo no hayan presentado síntomas. Mientras el banco operará con normalidad con la otra burbuja.

En estos casos, los colaboradores contacto estrecho del caso positivo, son notificados inmediatamente y la institución emplea servicios de logística para hacerles llegar los insumos necesarios para continuar con sus labores. Movilizan así computadoras y algún que otro equipamiento menor, lo que genera un gran estrés porque hay que preparar y coordinar la distribución.

Muchas instituciones del sector han optimizado tiempos de distribución de los equipos, gracias a la contratación de servicios de traslado que brindan de manera integral un servicio para estos casos, unificando el retiro y reparto de los todos equipos.

Tiempos nuevos, demandan servicios eficientes y veloces, que sean fáciles de coordinar y sobre todo de gestionar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

/* ]]> */